La primera vez, la segunda y “El truco del manco”.


Valoración 

Andaba yo tratando de decidir sobre que película escribía por primera vez en esta columna nuestra del PAIS. ¡Mi primera crónica cinematográfica! No tenía nada claro sobre que film escribir. Podía quedar muy cool escribir sobre Polansky, o sobre Lars Von Trier…. Sería muy de “it-girl” escribir sobre ellos, y encima están totalmente de actualidad. Estrenada “Melancholia” que me había conmocionado con su visión del fin del mundo. Lars Von Trier, es sin duda, el cineasta del sXX1. También había visto “Un dios salvaje” un engañabobos y más después de las expectativas que tenía tras el “The ghost writter”  que esa si es para mí un peliculón. Es la “Semilla del diablo” del Club Bilderberg.

Ya tenía en mi cabeza mucho tomate que contar sobre las dos películas. Sobre sus grandes repartos y sus tremendas tramas. Son dos grandes filmes de dos grandes maestros. Si empiezas un debate sobre su filmografía puede no haber fin. Pero de repente escuché una voz, una voz aterciopelada de fondo, me giro y observo que está la tele encendida. Se oye un susurro…. Oh!… Es Cayetana. Cayetana Guillén-Cuervo. Y está presentado “Versión Española”. EL TRUCO DEL MANCO ponen.

Dios de Pan Bendito. Para mí, el TRUCO DEL MANCO son palabras mayores, así que decido volverla a ver por tercera vez y escribir sobre ella. Y sobre muchas cosas que se me abren en carne viva tras ver este film. La dirección, el guión, los personajes. La calle, el extrarradio, la incapacidades, las capacidades, las castraciones familiares, la búsqueda de la realización de los sueños, lo más bajo, lo más alto. Para mi es una película que habla de muchísimas cosas. Y lo hace de una manera muy real. Cruda. Aspera. Con coraje, con fuerza y con mucha valentía. Exactamente todo lo que posee el personaje del “Cuajo” interpretado magistralmente por El Langui. Lo del Langui no tiene palabras. Es una fuerza de la naturaleza. Cómo le dijo en su momento la gran Lola Flores a Rocío Jurado: “Tu eres un piedra dura de Chipiona” , pués eso es lo que yo pienso sobre el Langui, “una piedra dura de Pan Bendito”. Es uno de esos personajes “Bigger than life”, que añadidos a un actor virgen con semejante energía y entrega producen auténtica magia. Es alucinante verlo todo el rato. Es verdad pura en todas sus secuencias. Y no sólo él, sino todo el reparto. Ovono Candela, Elio Toffana y la gran Alicia Orozco. Todos. Están maravillosos. Y no entiendo que semejantes transmisores de emociones no tengan continuidad en nuestro cine. No lo entiendo. En la peli de Lars Von Trier o Polansky son todos actores muy peculiares y no paran de trabajar en grandes proyectos. Y todos los actores del TRUCO DEL MANCO pueden. De eso creo que nos habla Santiago Zannou. De salir adelante. De que se puede. Y si no se puede a la primera, hay que volverlo a intentar. Y otra vez. Y otra. Y al final, puedes.Vengas de donde vengas, al final, si quieres, puedes.

Viendo EL TRUCO viene a mi memoria Haneke, esa Isabelle Huppert y su madre en LA PIANISTA. Que un cineasta me lleve a pensar en otro me parece un sueño. Me encanta. Y “Mi pie izquierdo” de Jim Sheridan. Pienso en el cine de Eloy de la Iglesia. Y en el de Jose Antonio de La Loma. Y en mil referencias más. Fuerte, duro, con sensibilidad y muy bien hecho, que para eso estamos ya en pleno s XX1.

Soy muy fan de Santiago Zannou, EL TRUCO me parece muy buena película y pienso seguirle la pista haga lo que haga. Estoy deseando ver el documental sobre su padre. Yo que quieres que te diga, ante una película que empieza con El Langui desnudo, luchando contra los elementos para poder ducharse , y que termina diciendo que “la familia es una ful” solo puedo rendirme. A Polansky que es un poquito más burgués, también siempre le ha parecido que la familia es una “ful” y Lars, que es un poquito más intelectual, también nos cuenta en la primera parte de MELANCHOLIA que la familia es una “ful”. Es lo que tienen los grandes directores, que cada uno a su manera, y vengan de donde vengan, muchas veces te están hablando exactamente de lo mismo. Eso del que el cine es “universal” es una gran verdad. Y sólo un “guerrero de la luz” que diría Coelho o alguien exageradamente Freudiano se atreve a cuestionarse la “familia”. Hágame un favor Santiago Zannou, nunca pierda la fuerza del “Cuajo” que está sacado de su mente y la de Iván Morales, su co-guionista, y haga mucho cine. Y que yo lo vea.

Benja de la Rosa.

Poster:

Trailer: