El niño de la bicicleta – ¿Es posible la salvación?


Valoración 8

Me enfrento a esta película de la manera que últimamente me gusta hacerlo; sin saber nada. Bueno nada… sé lo más importante, que está escrita y dirigida por los hermanos Dardenne y que, como todos sus trabajos, este también ha pasado por Cannes y nuevamente se han llevado premio; esta vez el Gran Premio del Jurado. Habrá a quien les parezca gracioso o sospechoso, e incluso los habrá que les parecerá algo “normal” que cada vez que los hermanos Dardenne pasan por Cannes se lleven un premio importante. A los que les “escame” este dato yo les diría que… bueno, puede ser que año tras año el comité de selección de las películas no varíe mucho.., es algo notorio que el director del Festival tiene compromisos con los más grandes directores de cine de todo el mundo para que estrenen sus trabajo en Cannes, Gus Van Sant, Almodovar, Bela Tarr, Kaurismäki, Lars Von Trier, Nomi Kawase, Kim Ki-duk y muchos más, entre ellos los hermanos Dardenne. Pero lo que es un hecho, es que cada año, el jurado que decide los premios es diferente; un jurado internacional formado por grandes especialistas del cine. Otro dato importante es que no todos los años estos grandes directores se van con las manos llenas de premios… fijémonos en Almodóvar, Koreda, etc. Pero lo que sí sucede cada año que se presentan los Dardenne es que, sea el jurado del país que sea y posea el cargo que posea dentro de la industria del cine, siempre decide otorgar uno de los grandes premios del festival a estos dos hermanos. Por lo cual creo que los hermanos Dardenne son garantía de gran cine.

Así que todas estas son para mi razones más que suficientes como para comprarme una entrada y sentarme en la butaca dispuesto a disfrutar.

Nada más empezar la película ya descubrimos que Cyril, el niño de 11 años protagonista de esta historia, vive rodeado de hostilidad. Enseguida nos damos cuenta de que la vida no ha sido fácil para él, un caparazón de hierro lo protege de un mundo que todo el tiempo lo golpea. Cyril está lleno de rabia y vacío de amor, pero es tenaz muy tenaz, no se rinde ante la negativa ni el rechazo, tiene muy claro lo que quiere y es un superviviente y ese instinto de supervivencia es lo único que le puede salvar.

Los hermanos Dardenne nos tienen acostumbrados a historias muy duras, filmadas desde la crudeza y la distancia y sin rasgo de sentimentalismo. Esta también es así. Yo me atrevería a decir que esta película es un poco más cálida que las anteriores porque ha sido rodada en verano y la luz y el color por momentos son más brillantes que en sus otros trabajos.

Los Dardenne siempre dan el protagonismo a actores desconocidos en sus películas. A Thomas Doret, el niño que interpreta a Cyril, lo encontraron después de publicar un anuncio en la prensa. La elección es acertádisima, no hay ni una sola secuencia, ni una sola mirada ni un geto que no sea real. Thomas Doret se transforma en Cyril y vive en primera persona todo lo que le sucede a su personaje, no deja ni un resquicio, ni una duda de que cada elección, cada estado al que el pequeño actor llega gracias a las indicaciones de los hermanos Dardenne es el adecuado, simplemente es lo que tiene que ser, algo que parece tan fácil…

Pero en esta película también hay una protagonista, Cécile de France y ella no es una actriz desconocida. Cécile de France es una actriz belga muy conocida en Francia que incluso ha protagonizado junto a Matt Damon una de las últimas películas que ha dirigido Clint Eastwood “Más alla de la vida”. Los Dardenne tuvieron claro desde el principio que querían que ella interpretara el papel de la peluquera que acoge a Cyril los fines de semana. Su personaje está en todo momento a la altura de la película. Con todo lo que transmite ante la cámara, con su sola presencia, el espectador ya sabe que ella es la única que puede salvar a ese niño del desastre. Si lo consigue o no es algo que dejo en el aire…

La película contiene secuencias que son regalos para el espectador; por el tratamiento del espacio, por el encuadre de la cámara, por la inteligencia con la que los directores resuelven cada plano y la destreza con que los actores la interpretan.

Solo hay algo que para mi no la hace una película redonda y es que tengo la sensación de que esta historia ya me la han contado, de otra manera, por supuesto, pero ya me la sé… ¿Qué esto me impediría volver a verla o recomendarla? De ninguna manera, pero es algo que nunca me había sucedido con los Dardenne, no me sucedió con “Rosetta” y no me sucedió con “El hijo”. Los lugares comunes no suelen aparecer en el cine de estos señores, y aquí de pronto a mitad de la película parece el “malote” que tienta al niño en pleno proceso de redención a caer en “el crimen”… Pero pese a este pequeño desliz para mi “El niño de la bicicleta” es una película que roza la maestría. Es intensa, difícil, incluso gélida pero al mismo tiempo hermosa. Una película que habla sobre el fracaso y los caminos que llevan a intensificar este fracaso o por el contrario, a la posible salvación…

José Martret.

Trailer:

http://www.youtube.com/watch?v=C92FzQ6JUPc

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s